La importancia de la Autoestima para una vida plena

Autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos. Esta valoración  es fundamental porque de ella depende lo que una persona va a cuidarse o no. Si consideramos que algo no tiene valor no nos esforzamos en cuidarla...

La autoestima se va gestando a lo largo de la vida y está influenciada por las experiencias que hemos tenido a lo largo de nuestra vida y por cómo hemos sido valorados y amados por el entorno..

La autoestima es esencial para la supervivencia psicológica. Uno de los principales factores que diferencian al ser humano de los demás animales es la consciencia de si mismo. Tenemos la capacidad de saber quienes somos y si nos gusta ser así. El problema viene cuando no nos juzgamos bien, o cuando somos excesivamente críticos con nosotros mismos.

Las personas con una autoestima baja tienden a tener una visión distorsionada de lo que son realmente, al mismo tiempo mantienen unas exigencias muy perfeccionistas sobre lo que deben ser o lo que deben lograr.

Uno de los pilares importantes que tenemos que tener los seres humanos es la autoconciencia. Tenemos que conocernos, saber como nos valoramos en todas las vertientes de nuestra vida y cómo nos sentimos ante determinadas situaciones.

Tener una baja autoestima nos puede llevar a tener una conducta inapropiada. Con una baja autoestima podemos tener una conducta pasiva o agresiva.

Mediante la terapia enseñamos la manera de actuar de forma asertiva, es decir, tenemos que poder defender nuestros derechos y deseos siempre teniendo en cuenta no perjudicar de manera consciente a nadie.

La respuesta asertiva se considera como una habilidad de comunicación interpersonal y social, es una capacidad para transmitir opiniones, posturas, creencias y sentimientos de cada uno sin agredir ni ser agredido.

Cuando en una persona, las opiniones y deseos de los demás prevalecen sobre los propios, la consecuencia conductual fundamental que tendrá será la sumisión. Esta conducta impide que avance el grado de confianza de una relación o que se tolere más de lo necesario en las relaciones interpersonales. 

Por otro lado, si para defender nuestras opiniones y deseos no tenemos en cuenta a los demás y tendemos a imponer nuestros valores mediante conductas verbales y no verbales inapropiadas estamos teniendo una conducta agresiva, que no tiene en cuenta los derechos de los demás. Probablemente a corto plazo se consigue lo que se quiere porque las personas con las que se interrelacionan pueden acceder por miedo o sumisión, pero a la larga tiene consecuencias negativas y aislamiento social.

Entre las respuestas asertivas que guardan relación con los derechos asertivos y que muchas veces se carecen y hay que aprender se encuentran:

Rechazar una petición y aprender a decir NO sin sentirse mal.
Hacer una petición o solicitar ayuda.
Solicitar un cambio de conducta que resulta molesta.
Mostrar desacuerdo.
Hacer o recibir una crítica.
Formular un elogio.
Hacer y recibir cumplidos.

No podemos agradar a todo el mundo en todo momento ni lo tenemos que intentar. Es importante conseguir expresar los pensamientos, sentimientos y creencias de modo directo, honesto y apropiado sin violar los derechos de los demás y sin permitir que nadie viole nuestros derechos.

Para poder vivir de manera plena y disfrutar de la vida, cada una de las personas de este planeta debe tener el derecho y la obligación de valorarse y cuidarse. La autoestima debe ser necesaria y con ello no debe ser que la persona sea perfecta. Cuando amas a alguien lo amas a pesar de no ser perfecta. ¿Puedes amarte incondicionalmente a pesar de todo?

Sin comentarios

Añadir un comentario